En el Corazón de Tanzania

 In Proyectos

Parque Natural de Cabarceno | Elefantes

Parque Natural de Cabarceno | Fotografia by Carlos Ruiz

Sobre el proyecto

El proyecto consiste en realizar un safari fotográfico en Tanzania. El objetivo es retratar como se desarrolla la vida animal y humana de Tanzania. Como conviven en uno de los lugares mas duros, hermosos y espectaculares del planeta.

La finalidad de este proyecto es realizar una exposición fotográfica de autor titulada: En el Corazón de Tanzania.

La obra constará de 25/30 imágenes aproximadamente. Éstas serán impresas en Fine Art. Papel Hahnemuhle Photo Rag Baryta 315 gr con tintas K3 UltraKrome. Acabado de alta calidad con una amplia gama de colores saturados y contrastes más fuertes. Cumpliendo con los estándares más elevados para obras de arte, museos, galerías de arte y coleccionistas.

 

¿Cómo puedes colaborar y ayudar a que este proyecto salga adelante?

 

Sin vuestro apoyo será difícil llevar a cabo este proyecto. El dinero recaudado será para cubrir los costes del viaje y producción de las fotografías. Si os sentís identificados con mi proyecto, podéis colaborar de la siguiente manera. A cambio recibiréis una recompensa. Una vez realizada la selección de las fotografías para la exposición. Montaré una galería a la que solo tendréis acceso los mecenas y podréis seleccionar una de las imágenes que mas os gusten. Recibiréis en vuestro domicilio la fotografía seleccionada, en tamaño 60×40 con el certificado de autenticidad, seriada y firmada. La fotografia irá embalada y bien protegida para que os llegue en perfectas condiciones. En la exposición haré una mención especial a los mecenas que hayan colaborado.

Coste del Viaje: 4400€ (con alojamiento, dietas, Guía y vehículo 4×4 incluido)

Producción: 1600€ en la impresión, embalaje y envío de la obra.

La aportación es de 250€ a cambio de una fotografia en Fine Art, tamaño 60×40 con su certificado de autenticidad, seriada y firmada por el autor.

El viaje esta planificado del 14 al 25 de Noviembre. Las recompensas serán entregadas a partir del 5 de Diciembre.

En el supuesto caso de no cumplir con el objetivo, el dinero será devuelto a cada uno de los mecenas que haya participado en la financiación de este proyecto.

 

A continuación os dejo el número de cuenta donde podéis realizar el ingreso. En el Concepto, poner el titulo del proyecto “En el Corazon de Tanzania“, nombre y apellidos, una dirección donde queráis recibir la fotografía, correo electrónico y un número de teléfono.

ES66 1465 0100 95 1724507035

Una vez realizado el ingreso, os mantendré informados de todo el proceso. Si tienen alguna duda al respecto, pueden ponerse en contacto vía WhatsApp 695584364 o a través de la web.

 


DESCRIPCION DEL RECORRIDO

 

Empezaré este viaje visitando el Parque Nacional Tarangire conocido como el jardín de los baobabs. El Tarangire alberga durante la estación seca la mayor concentración de animales fuera del ecosistema del Serengeti. Si algo se destaca en este parque son las grandes manadas de elefantes. Además al ser tierras bajas y por tanto más calurosas, es posible ver leones descansando en las ramas de los árboles, algo que no es frecuente en la mayor parte de África, así como jirafas, búfalos, leopardos, guepardos, impalas, cebras y otras especies no tan habituales como el kudu menor, el orix o incluso el antílope sable.

 

Parque Nacional Tarangire

 

Después de disfrutar de este majestuoso parque, seguiré mi camino por Tierras Maasai salpicadas por tribus de nómadas pastores. Iré a visitar una de las joyas más singulares de Tanzania, el Parque Nacional Lago Manyara. Un parque pequeño de sólo 330 kilómetros cuadrados de los cuales 200 ocupa el lago cuando tiene su caudal en los máximos niveles.

El Lago Manyara se extiende a lo largo de 50 kilómetros sufriendo dramáticas transformaciones a lo largo del año. Su fisonomía cambia totalmente de la estación de lluvias a la seca. Su biodiversidad nos habla de grandes mamíferos (jirafas, leopardos, leones, hipopótamos) y más de 400 especies de aves incluyendo una enorme población de flamencos en el lago. Durante la estación seca, de junio a Diciembre, baja notablemente el nivel del lago y los grandes mamíferos deben acercarse más a por agua. Entonces es más frecuente ver a los dueños del lugar: los elefantes, leones y leopardos merodeando a los búfalos y jirafas que llegan a beber al lago. Las cacerías están aseguradas.

 

Parque Nacional Lago Manyara

 

Me despediré del Lago Manyara después de un safari al amanecer y seguiré mi camino hacia el mítico Parque Nacional del Serengeti en Tanzania, prolongación natural de la Reserva Nacional del Masai Mara en Kenia. No existen fronteras de ambos países en las reservas por lo que son ignoradas por los animales en su busca de pastos frescos. Cruzan cada año entre Julio y Octubre cerca de un millón y medio de ñus, 250.000 cebras y medio millón de gacelas, seguidos en corto por leones y hienas complacidos ante tal concentración de carne. Son las famosas Migraciones que despachan uno de los espectáculos más sobrecogedores de la naturaleza. 

 

La mayor probabilidad de presenciar escenas de caza, tienen lugar al amanecer, cuando la sabana se despereza y los animales nocturnos están aún activos, y al atardecer. Dedicaré estos momentos para encontrarme con los cinco grandes o más conocidos como los “big five”: leones, búfalos, elefantes, rinocerontes y leopardos. Además de estos protagonistas indiscutibles, por sus extensiones asoman todo el año grandes manadas de herbívoros, siempre alerta ante la entrada en acción de un guepardo o una manada de leonas. Dormiré en mitad de uno de los mayores santuarios de fauna salvaje del planeta, en la “llanura sin fin”. Sus paisajes responden a la imagen mítica de África: grandes espacios, cielos de un azul profundo salpicados de nubes, de amaneceres frescos y atardeceres de fuego, y de noche, un despliegue único de estrellas. Aprovecharé para hacer fotografía nocturna.

 

Parque Natural de Cabarceno | Fotografia by Carlos Ruiz

 

Al amanecer me pondré en marcha de camino hacia el Área de Conservación del Ngorongoro. Recorreré con atención otra singularidad de Parque Nacional del Serengeti, los Kopjes, islas de rocas en un mar de hierba donde les encanta descansar a leones, leopardos y guepardos en lo alto de estas rocas. Y dejando atrás la llanura sin fin y si el horario lo permite, visitaré la Garganta de Olduvai, donde se han encontrado muchos fósiles y artefactos de los primeros homínidos. Forma parte del gran ecosistema del Serengeti y limita con el Área de Conservación del Ngorongoro. Visitaré el poblado de Boma maasai para vivir de primera mano sus ancestrales tradiciones y forma de vida de camino hacia mi siguiente destino para esa noche. Me alojaré al borde del cráter a 2.300m de altura PAKULALA NGORONGORO SAFARI CAMP.

 

Conservación del Ngorongoro

 

Con los primeros rayos de Sol bajaré en un vehículo 4×4 al interior de la Caldera del Ngorongoro. Con 600 metros de profundidad y más de 20km de diámetro contiene la mayor concentración “permanente” de vida salvaje de África. Aquí cohabitan animales salvajes y más de 40.000 pastores Masai en un espectacular paisaje, dominado por el Valle del Rift y los nueve volcanes de Ngorongoro que se iniciaron hace más de 4 millones de años. El único que está actualmente activo es el de Oldoinyo Lengai, la montaña de dios para los Masais. El cráter del Ngorongoro, gigante volcán que en su época quizá fuera más alto que el propio Kilimanjaro deja pastar en su interior a miles de ñus, cebras, búfalos, gacelas, leones… que al contrario que en el Serengeti no migran debido a la continua presencia de agua en la zona que les asegura su sustento. Dejaré este paisaje para dirigirme al Lago Eyasi. Si hay un lugar donde parece que se ha parado el tiempo y la civilización no ha llegado todavía, sin duda esa es la tierra de las tribus Datoga Y Hadsabe o tierra de los bosquimanos. Un lugar donde todavía viven de la poca caza que les queda.

 

Tribus Nomadas

 

Muy temprano por la mañana y para finalizar este viaje, caminando a pie entre acacias y majestuosos baobabs visitaré estas tribus. Vestidas con pequeñas pieles curtidas y collares formados por frutos y semillas observándome con sincera curiosidad. Son los bosquimanos que me recibirán con su leguaje clic, chasqueando la lengua. Iré de cacería con los Hadsabe, es toda una experiencia, con arco de madera y flechas en la mano. Recorreré con ellos la sabana que rodea el lago eyasi para saber de primera mano lo que es la supervivencia, el estilo de vida de estas tribus.

 

Parque Natural de Cabarceno | Fotografia by Carlos Ruiz

 

Recent Posts

Leave a Comment

0

Start typing and press Enter to search